Un poco más sobre Valle

 

Luego de atravesar caminos serranos cubiertos de bosque de roble y coníferas, un paraíso se presenta ante la mirada de los visitantes: Valle de Bravo, el lugar perfecto para el descanso, la relajación, las actividades en familia y deportivas.


Tan pronto se desciende a “Valle”, como lo nombran propios y extraños, un majestuoso lago refleja la luz del sol, dándole un toque especial al ya de por sí atractivo pueblo de Valle de Bravo. Este escenario natural hace una perfecta combinación con las construcciones de sus alrededores, las cuales están unificadas por el blanco de sus muros y la teja roja que las cubre.


Aunado a esto, las calles empedradas que conectan cada uno de los lugares que componen el pueblo, otorgan a éste una sensación mágica que se siente al caminar por ellas, además de resaltar el ambiente pueblerino que se puede disfrutar en Valle de Bravo


Este sitio fue declarado “Pueblo Mágico” en 2005 por la Secretaría de Turismo, ya que cuenta con una riqueza histórica impresionante, valiosas expresiones de la cultura, así como gran variedad de atractivos, elementos que lo convierten en una de las opciones turísticas más importantes del estado de México.

 

Los atractivos de “Valle”


Valle de Bravo se localiza en las faldas del cerro “Cruz de Misión”, por lo que la localidad se engalana con la vegetación verde de la región y paisajes naturales que invitan a los sentidos a la tranquilidad.


El primer cuadro del pueblo tiene diversos atractivos entre los que destacan plazas públicas, edificaciones religiosas y miradores, además de centros culturales, artesanales o de exposición de piezas arqueológicas.


De la misma forma, tanto el lago de Valle de Bravo como sus alrededores ofrecen una variedad de zonas que no deben dejarse de visitar, pues son las que le han dado al lugar un sitio importante a nivel nacional e internacional como centro de actividad turística.

 

 

-Plaza Independencia: Junto a ella se ubica la parroquia de San Francisco de Asís, una construcción de estilo franciscano en cuyo interior hay vitrales que narran la vida de este santo, mismo que es el patrono de Valle de Bravo. Asimismo, cerca de este punto de referencia se localiza el Templo de Santa María Ahuacatlán, santuario que alberga al Cristo Negro considerado milagroso por los pobladores y visitantes.

 

-Plaza El Pino: Es uno de los puntos históricos más importantes para Valle de Bravo, puesto que en este sitio Fray Gregorio Jiménez fundó el pueblo en 1530. El lugar alberga ahuehuetes de cerca de 600 años de antigüedad, además en él se exhiben piezas arqueológicas halladas en el cerro de la Peña.

 

-Plaza Los Tres Árboles: Se trata de un espacio que cuenta con un kiosco típico decorado con los colores tradicionales de la ciudad; desde aquí se puede apreciar el muelle y el lago de “Valle” a través de sus dos  miradores.

 

-Mirador La Peña: Desde la cima es posible observar el lago; no obstante para llegar a ella es necesario realizar un recorrido de 40 minutos aproximadamente. Cabe destacar que en este sitio, considerado como zona arqueológica, se encontraron piezas arqueológicas en honor a Quetzalcóatl.

 

-Mercado de artesanías: Su oferta comprende textiles, joyería de oro y plata, trabajos de hierro forjado y tallados en madera. La mayoría de las obras son de origen mazahua, matlazinca y otomí.

 

-La Gran Stupa de la Paz Mundial: Es objeto de veneración para los budistas. Ésta es la más grande de occidente y es de gran utilidad para la meditación y el contacto con la naturaleza.

 

-Casa de oración Maranatha: Por su ambiente tranquilo y armonioso, Maranatha es utilizado para retiros espirituales, pues es un lugar rodeado de naturaleza.

 

-Embarcadero municipal: Significa la antesala al principal atractivo turístico de Valle de Bravo, su lago. Aquí se rentan equipos para realizar deportes acuáticos como kayak, esquí, vela o canotaje, por lo que hay lanchas, motos acuáticas y yates disponibles para su uso.

 

-Lago de Valle de Bravo: Se trata de un lago artificial que en sus orígenes fue diseñado por la Comisión Federal de Electricidad, en 1947, como el sistema hidroeléctrico Miguel Alemán; sin embargo, con el paso del tiempo se ha convertido en el principal atractivo de este municipio, puesto que en él se puede pasear en lancha, velero, moto y hasta zarpar en yate. Es quizá la principal razón por la que llega turismo nacional e internacional a Valle de Bravo.

 

-Velo de Novia: Es una caída de agua que se alimenta de arroyo San Juan. En ella existe un mirador desde donde se aprecia, además de la cascada, una vista panorámica impresionante de “Valle”. Aparte de su incuestionable valor natural, Velo de Novia ofrece las condiciones necesarias para organizar días de campo o asados en sus alrededores.


Extraído de: http://www.elfinanciero.com.mx/index.php?option=com_k2&view=item&id=1524&Itemid=26

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar